martes, 29 de diciembre de 2009

Mariano y su paso por las discotecas y bares de Playamar y Torremolinos

¡¡Hola a todos!!

Por fin me decido a escribir unas líneas, aunque más bien por fin encuentro un rato para hacerlo. Espero que todos estéis bien y contando los días que faltan para nuestro próximo reencuentro. Esta vez tenemos que conseguir movilizar a más gente y que esta vez podamos vernos las caras, no quiero decir nombres porque seguro se me olvidan muchos.

Mariano y Manolo haciendo el saludo surfero

Últimamente estoy bajando con frecuencia a Playamar a ver a mis padres y la verdad que cada vez que paseo por allí, a pesar de los cambios me acuerdo mucho de todos vosotros y de lo bien que lo pasábamos.

Fueron años en los que no parábamos de reírnos por una cosa u otra, siempre estábamos buscando la manera de divertirnos y lo conseguíamos. Empezamos colándonos en el Príncipe Sol para ver los espectáculos que organizaban para los clientes para luego echarle más cara y colarnos en la discoteca Alí Baba, la de vueltas que le dimos a la manzana para entrar por una puerta o la otra...

Fuimos creciendo y empezamos a ir a la “Piper”, con esas pistas de baile que se movían, los creps de “La Vaca Sentada”, el “Bier Keller” con la música heavy. Ese Pueblo Blanco al que fuimos una y otra vez, pasando por el “Quitapenas”. Mientras no teníamos vehículos nos limitamos a exprimir Torremolinos sin olvidar algunos viajes en el “Trenecillo” al “Tívoli” o a Málaga.

Vinieron las primeras motos y coches y ya empezamos a ensanchar fronteras, y ya fue la locura: “Waikiki”, “Borsalino”, “JOY” (esa Miss camiseta mojada...), el Puerto de Benalmádena, Fuengirola y su Macrodiscoteca, Marbella y el puerto deportivo, la feria de la cerveza de Fuengirola y sus inundaciones, etc, etc, etc. Ya fue el desmadre, no nos perdíamos una, entre inauguraciones, invitaciones no parábamos, la de copas que nos habrán regalado en “El Chalet” de Benalmádena, os acordáis...

No parábamos de bailar y reír fueron años divertidos, como digo, nos paso de todo, tendríamos anécdotas para escribir un libro entre todos.

Pero en aquellos años también descubrimos el “amor” y empezaron los primeros coqueteos, los primeros ligues, las primeras parejas, los primeros desengaños, los primeros... besos. De aquellos años aún quedan algunas parejas y otras se han reencontrado y están intentando rehacer sus vidas juntas. Aunque algunas de estas parejas sean de hecho o cohecho y ni el tiempo ni la distancia puedan nunca romper.

Un abrazo a todos y espero poder veros muy pronto,
Mariano.

2 comentarios:

Pepelu dijo...

Mariano, a mi me tienes que explicar de que va esa frase lanzada sibilinamente que reza: "otras (refiriéndote a las parejas) se han reencontrado y están intentando rehacer sus vidas juntas"

Me has dejado perpléjico y ojiplático.

Un abrazo,
Josele.

Playamar 80 dijo...

¿Quién será el cabeza de turco?